Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

Sarna con gusto no pica

Por Miguel Ángel Jordán


En el diario EL PAÍS del 17 de marzo del presente año aparece una noticia bajo el titular; PSOE y PP bloquean la reforma del sistema electoral. En la información que acompaña al citado titular, se nos dice, que la petición de reforma del sistema venia propuesta por parte de dos fuerzas políticas de ámbito nacional, como son; IU y de UPyD.

Los dos grandes partidos estatales mamporreros del neoliberalismo, junto con los votos de nacionalistas –vascos y catalanes-, más coalición Canaria había conseguido frenar la reforma.

Y cita esta noticia que Izquierda Unida y UPyD hacían la petición aludiendo que la actual ley penaliza a los partidos nacionales beneficiando a los nacionalistas –nacionalismo central versus nacionalismos periféricos- y esta claro que a la tercera fuerza más votada en ámbito nacional le cuesta un diputado más votos que a nacionalistas. Tras dos años de negociaciones, y trabajos en subcomisión parlamentaria todo se ha ido al traste. Socialistas y Populares aduciendo a motivos de austeridad han justificado su no a la reforma de la ley.

 

El día 1 de septiembre de 2010, en distintos medios podemos encontrar noticias sobre las negociaciones que mantiene el gobierno del Sr. Rodríguez Zapatero, buscando los apoyos necesarios para aprobar los presupuestos generales del estado sin tener que prorrogar los actuales, lo que en la práctica supondría un adelanto de las elecciones generales.

Según estas informaciones estos apoyos le vendrán por parte de los nacionalistas conservadores del PNV, que a cambio recibirían transferencias de competencias por valor de unos 180 millones de euros anuales.

 

Al hilo de esto, el coordinador de IU Cayo Lara en rueda de prensa ha dicho que se opone a la ruptura de la caja única de la seguridad social que garantiza las prestaciones a todos los ciudadanos por igual independientemente de la región en la que viva, que resulta ser una de las peticiones de transferencias que el PNV a realizado al gobierno.

Esto que esta ocurriendo y que es culpa de los dos grandes partidos que prefieren que los nacionalistas Vascos y Catalanes les tengan cogidos por la entrepierna a la hora de dar estabilidad a un gobierno nacional, no ocurriría si la tercera fuerza más votada tuviese representación acorde con el número de votos conseguidos, poniendo en valor una máxima de la democracia; una persona un voto. No olvidemos que antes de a Rodríguez Zapatero le tocó negociar y pactar con nacionalistas al Sr. Aznar, y resulta curioso que su partido que ideológicamente representa al nacionalismo central más rancio no apoye la reforma de una ley que en parte resolvería este chantaje al que una parte del estado somete al conjunto del mismo.

A modo de invitación a la reflexión, a continuación dejo los datos de las últimas elecciones generales de 2008; CIU; 774.317 votos, 3.05% 11 diputados, PNV 303.246 votos 1.20% 6 diputados, ERC 296.042 votos 1.17% 3 diputados, IU 963.040 votos 3.80% 2 diputados.

Con un simple vistazo a estos datos podemos pensar que; ¿Cómo una fuerza regional con la tercera parte de votos que, una que en este caso resulta ser IU -como podía ser UPyD- contando con casi tres veces más votos tenga tres veces menos diputados que representen la voz de sus votantes? Por lo que se puede comprobar que PP y PSOE antes de dar fuerza a la tercera organización política más votada por los españoles prefiere que el conjunto del estado se encuentre a la deriva de caprichos de una mayoría minoritaria de ámbito regional, que en este caso resulta que ideológicamente es una de las fuerzas más conservadoras y reaccionarias del conjunto de la UE.