Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

Jueves 13 A LAS 20h EN LA AAVV LA PALOMERA.NUESTRO DERECHO A DECIDIR

13-3-2014-Acto Nuestro Derecho a Decidir

REFORMA DE LA LEY DEL ABORTO DEL PP

Se elimina la anterior ley de 2010 y se impondrá una ley de supuestos más restrictiva que la de 1985. Esta nueva ley, si llega a aprobarse, sólo permitirá la interrupción del embarazo en dos casos:

 

1.    Por violación (hasta las 12 semanas de gestación)

2.    Cuando esté en riesgo la salud de la madre (hasta las 22 semanas)

 

CONDICIONES

 

Las mujeres que hayan sido violadas deberán haber denunciado previamente al violador.

 

La tardanza en la tramitación de la denuncia puede provocar que se supere el plazo de 12 semanas y por lo tanto no se permita abortar a la víctima

En muchos contextos, las mujeres que fueron víctimas de violación pueden tener miedo de ser estigmatizadas por la policía y otras personas, por lo tanto, rehúyen de todos modos a realizar la denuncia por violación y, de esta manera, quedan imposibilitadas para acceder al aborto legal, lo que puede llevar a las mujeres a recurrir a los servicios clandestinos e inseguros para finalizar con su embarazo.

 

Las mujeres que aleguen riesgo de salud necesitarán tener el visto bueno de dos médicos que acrediten esta situación.

 

Este último supuesto incluye también el de malformación fetal, pero sólo cuando el embrión sea inviable (incompatible con la vida), es decir, al 0´09 de los casos. Por tanto, patologías como el síndrome de down, enfermedades graves o cualquier tipo de malformación, no podrán ser alegadas para abortar. Como dato, el 99% de las mujeres que se vieron en esta situación en 2011 se quedarían indefensas con la nueva situación. Además, este supuesto se limita a las 22 semanas de gestación, es decir, en caso de que la malformación fetal se detecte más tarde, la mujer podrá poner fin a su embarazo, pero no mediante técnicas abortivas, si no pasando el trauma del parto inducido.

 

Autorización paterna para las menores de edad (de 16 y 17 años)

 

Este límite de edad niega el reconocimiento de las capacidades evolutivas de las mujeres jóvenes. Además, este requisito puede desalentar a la joven de buscar servicios legales y sin riesgos, puesto que las mujeres pueden encontrarse en situaciones de peligro por violencia intrafamiliar, amenazas, coacciones o en una situación de desarraigo. Pueden haber sido víctimas de una violación por parte de algunos de sus familiares, incluso, en el caso de que el progenitor sea un maltratador, las mujeres jóvenes necesitarán de su autorización.

 

Estamos ante una de las leyes más restrictivas de Europa, sólo semejable a leyes de países como Nicaragua o el Salvador. A pesar de estar científicamente demostrado que la tasa de abortos es menor en países con leyes más permisivas, y que las restricciones fomentan el aborto clandestino y las posibilidad de muerte de la madre.

 

Además esta ley supone un ataque directo a los derechos sexuales y reproductivos d e las mujeres y a su derecho a decidir sobre su cuerpo. Pero sobre todo, es una ley que nos niega nuestra capacidad de decisión y nos vuelve seres humanos tutelados, dejando la decisión sobre nuestra maternidad en manos de médicos y jueces.

 

 

 

ANTE  ESTOS  ATAQUES  LA  RESPUESTA DE  LAS  MUJERES DEBE  SER  CONTUNDENTE, DEBEMOS SALIR  A  LA  CALLE  PARA MANTENER LOS DERECHOS QUE NUESTRAS MADRES Y ABUELAS CONSIGUIERON SUFRIENDO PENAS DE PRISIÓN Y MUERTE.

 

 

 

¡POR NUESTRO DERECHO A DECIDIR!