Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

La Gobernanza en la Europa Neoliberal

Por Miguel Angel Jordán

Según la Real Academia Española de la Lengua, gobernanza es el arte o manera de gobernar que se propone como objetivo el logro de un desarrollo económico, social e institucional duradero, promoviendo un sano equilibrio entre el Estado, la sociedad civil y el mercado de la economía.

Esta que es la definición formal queda lejos de estar en valor en nuestros días en tanto en cuanto el neoliberalismo imperante en las políticas de la UE deja tal definición de sano equilibrio entre mercado y sociedad civil en meras palabras a las que se les ha vaciado de contenido.

En la última reunión de los ministros del ECOFIN entre otros acuerdos han alcanzado uno que llama poderosamente la atención por el calado antidemocrático que su implantación supone; BRUSELAS PODRÁ VETAR LAS CUENTAS DE LOS ESTADOS EN 2011 (ABC del 8/09/2010), es decir que los diferentes gobiernos tendrán que mandar los presupuestos de 2012 a examen ante el ejecutivo europeo que asesorado por un conjunto de “Técnicos” “independientes” que darán su visto bueno y en caso de no recibirlo tendrán que rehacerlos.

En palabras de nuestra ministra Elena Salgado esta práctica no busca sustituir los parlamentos, sino que tata de proteger la estabilidad en el gasto público en el conjunto de la Unión –pacto de estabilidad-, para evitar en el futuro crisis como la que estamos sufriendo.

Lo que en realidad supone esta forma de actuar, es la cada vez mayor separación entre la ciudadanía y las esferas de decisión político-económicas, convirtiendo este sistema seudo democrático en una plutocracia efectiva.

En un informe de la trilateral publicado en 1975 se hablaba sobre la crisis o convulsiones en el sistema mundo capitalista. Como consecuencia de estas crisis llegaron la invasión de Viet Nam, el Watergate, el cuestionamiento del llamado estado del bienestar y el arrobamiento y consolidación de las dictaduras fascistas el latino América auspiciadas por el imperio.

En el informe se señalaba el agotamiento del modelo del llamado “Estado del Bienestar” debido ha que la sociedad superaba con sus peticiones lo que el modelo de estado podía llegar a satisfacerles, por lo que señalaban el fracaso del sistema.

La gobernabilidad o gobernanza surgió para paliar la situación creada por el citado fracaso en el modelo del bienestar, como elemento o eje central se sitúa al mercado, o mejor dicho el “libre mercado”, rotando en torno a este eje unas redes conjuntas de poderes privado y públicos. Según esto el mercado es el ente organizador de la vida social.

La desregulación que se busca con las políticas neoliberales; dejar hacer, pretenden una vuelta atrás con respecto a la regulación que en el siglo pasado habían llevado acabo los estados. Nuevos conceptos, como el derecho privado que sustituye a la ley implementado por las “Law Firms” gabinetes de abogados que hacen shopiping jurídico, esto es redactan contratos no basados en ley sino en una serie de normas y detalles que pretenden acotar todos los términos de una transacción o contrato, por ejemplo en uno de estos contratos aparece un plazo de X días y aclara que por día se entiende un plazo igual a 24horas. Lo anterior entrará quizás en otro de los pilares sobre los que descansa la gobernanza, como es, la autorregulación, donde los propios sujetos que deberían de ser regulados dictan sus normas con la complacencia de los estados. Uno de los argumentos que dan los voceros del neoliberalismos en defensa de la autorregulación es que una parte del sistema –estructura- no puede influir en las otras; la economía es la economía, la política es la política… esto es pensar metafísicamente. Ya Marx tituló por algo su magnifica dicotomía del capital como; Critica a la economía política, por ser la economía la base de la estructura de cualquier sociedad, ¿Qué se produce?, ¿Cómo se produce? Y para ¿Quiénes?, por lo tanto es impensable el separar y aislar la interrelación que guardan todas las partes del sistema –superestructura-, tienen relación entre sí.

Resalta la ineficacia y corrupción de los políticos creando una crisis de legitimidad, que origina la falta de credibilidad ante la opinión pública, esto contrasta con la llegada a la política de empresarios de éxito a los que los medios de información para el consumo de masas exaltan, algunos críticos de medios independientes llaman a esta realidad la “Berlusconización” de la política.

Otro de los apoyos sobre los que tratan de levantar la gobernanza, es un nuevo concepto de gestión pública a la que pretenden aplicar las técnicas de las empresas privadas; definición de objetivos, auditoria, productividad, competencia, individualismo…

Todo esto supone la privatización en la toma de decisiones, contraponiendo esto al concepto de democracia participativa, caminando el sistema hacia una democracia de baja intensidad con una sociedad de mercado, a lo que llaman democracia formal. Por que la gobernanza no es instrumento de cambio social, no tiene en cuenta las diferencias de clase, no, solo busca perpetuar un orden, una forma de explotación, disipar la democracia, no busca la participación de los ciudadanos en la vida democrática, que ya de por sí es escasa; solo con acudir a votar una u otra lista partidaria a propuesta de una elite partidista, que se convierte en realidad en un refrendo a los nombre ofertados, no es una democracia real, pero ni tan solo eso pretenden dejarnos, cachito a cachito se nos van llevando delante de nuestras narices esto a lo que llaman democracia.

 

Del ideario republicano clásico podemos rescatar lo siguiente, como ejemplo ilustrativo de la contradicción entre democracia y poderes oligárquicos. “Toda concentración de poder y riqueza, hace imposible la democracia” y otra, “Los poderes privados cuando son extremadamente grandes, imponen su concepto de lo público al conjunto de la sociedad”. Dos frases muy pequeñas, que encierran dos postulados muy provechosos para la reflexión sobre los mismos en estos días.

 

Como dato final para la reflexión les aporto una serie de nombres de plutócratas españoles miembros de organizaciones semiocultistas; TRILATERAL Y CLUB BILDERBERG, de poder Arcano, a las que incluso se ha llamado como gobiernos del mundo a la sombra, quizás sea una exageración, ya que igual son peones en manos de los poderosos, ya que no gobierna quien tiene el poder, el poder lo da el dinero. Estas organizaciones neoliberales son entre otras las que fomentan y pretenden implantar eso a lo que técnicamente llaman gobernanza, que en realidad no tiene nada que ver con la definición real del término.

Me llama poderosamente la atención que personas como el presidente del gobierno y la misma reina Sofía hayan acudido este mismo año a una reunión del llamado Club Bilderberg, celebrada en España que ha costado unos 600.000 euros del contribuyente y ellos que viven del dinero público –la casa real recibe unos 9.000.000 de euros anuales-, no nos expliquen que es o cuales son los temas tratados en esta reunión, pero, ¿y los grandes medios de opinión? ¿Por qué no se le ha dado transparencia a los debates de tan altas personalidades con retrasmisiones en directo comentadas por especialistas? Habrían dado para muchas horas de debate televisivo y no el “Sálvame de luxe”.

 

LA TRILATERAL

Nemesio Fernández Cuesta (Repsol), Antonio Garrigues Walter (Abogado y antiguo cargo del PP), Ana Botín (Santander/Banesto), Alfonso Cortina (Colonial), Abel Matutes (Ministro por el PP, empresario y banquero), Trinidad Jiménez (Ministra de Sanidad PSOE), Pedro Solbes (ex ministro de economía PSOE), Joaquín Almunia (Vicepresidente de la comisión europea PSOE), Oscar Fanjul (Repsol), Joseph Piqué (ex ministro del PP y empresario),, Emilio Ibarra (BBVA)

 

CLUB BILDERBERG

Cesar Alierta (Telefónica), Ana Botín (Santander/Banesto), Juan L. Cebarían (Grupo Prisa), José María Entrecanales (Acciona), Gustavo Cisneros (Grupo Cisneros comunicación Venezuela), Esperanza Aguirre (Presidenta de la comunidad de Madrid PP), Juan M. Nim Génova (La Caixa), Ignacio Polanco (Grupo Prisa), Matías Rodríguez (Santander), Sofía de Grecia, José Luís Rodríguez Zapatero.

 

Como ven grandes personalidades; empresarios, banqueros, políticos –PPPSOE- y hasta la reina.

Salud y buen provecho.