Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

IU reclama al Gobierno “2.000 millones de euros y menos improvisación para que los Ayuntamientos hagan frente a las políticas sociales”

  

 

Eberhard Grosske, responsable federal de Política Municipal, señala que “la polémica y los continuos cambios del Ejecutivo de Rodríguez Zapatero sobre la capacidad de endeudamiento de los ayuntamientos son maniobras de distracción respecto a lo que importa a los municipios: disponer de gasto corriente para afrontar los gastos sociales agravados por la crisis económica”.
 
El responsable federal de la secretaría de Política Municipal de Izquierda Unida, Eberhard Grosske, ha exigido al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero “que transfiera a los ayuntamientos 2.000 millones de euros con carácter finalista y vinculados al gasto social en 2011”. Grosske hace pública esta exigencia en nombre de IU tras valorar la última rectificación anunciada por el Gobierno, a través de su vicepresidenta económica, Elena Salgado, para permitir ahora a las corporaciones locales poder endeudarse, aunque con condiciones, después de que el Consejo de Ministro hubiera prohibido hacerlo, primero a partir del 24 de mayo y, luego, tras otra rectificación previa, desde el 1 de enero próximo. IU se opuso de forma rotunda entonces a esas primeras medidas tomadas.
 
Izquierda Unida, aunque ve un avance en esta última propuesta, la considera “insuficiente”, por lo que estima que el Ejecutivo debe incrementarla y avanzar más en la línea establecida ahora.
 
Para Eberhard Grosske, “la polémica y las continuas rectificaciones del Gobierno sobre la capacidad de endeudamiento de los ayuntamientos son maniobras de distracción respecto a la cuestión importante para los municipios y la ciudadanía: disponer de manera efectiva de gasto corriente para hacer frente a los gastos sociales agravados por la crisis económica (servicios sociales, dependencia, empleo, vivienda, inmigración, juventud,…). Esta es la demanda real de las corporaciones municipales y que necesitan los ciudadanos”.
 
Para el responsable federal de Política Municipal, “permitir el endeudamiento de los ayuntamientos con una situación financiera más saneada no supone una mejora real respecto a años anteriores”.
 
“Esto significa –detalla- dejar las cosas como estaban en este terreno y, además, sólo afecta al capítulo de inversiones porque el gasto social corriente no se puede financiar a través de deuda”.
 
Grosske señala que “lo cierto es que los ayuntamientos afrontan 2011 –el que será el peor año de la crisis dese el punto de vista social- en peores condiciones que 2010, ya que no dispondrán del 20% del FEIL (Fondo Estatal de Inversión Local) destinado a gasto corriente. Por ello, no se entienden las declaraciones del presidente de la FEMP en las que explica que la mayor capacidad de deuda de los ayuntamientos permitirá incrementar el gasto social”.

web de IU Federal